Funcionaba en Rivadavia al 3500. Hay 2 imputados por ejercicio ilegal de la medicina, suministro de sustancias peligrosas y usurpación de título.

La Justicia clausuró este jueves una clínica en Almagro donde todo era falso. Fue luego de que autoridades porteñas allanaran el lugar, donde se vendían productos estéticos truchos, se hacían cirugías sin autorización y había matrículas apócrifas. Imputaron a los dos responsables del lugar.

Ocurrió en la avenida Rivadavia al 3500 y a los dos responsables los acusan de los delitos de ejercicio ilegal de la medicina, suministro de sustancias peligrosas y usurpación de título, indicaron fuentes judiciales y policiales.

Durante los operativos, se comprobó que la clínica trucha estaba plaga de irregularidades: “No tenía la matrícula correspondiente ni en la Ciudad ni en la provincia de Buenos Aires”, indicaron fuentes del caso.

El allanamiento a la clínica trucha.

El allanamiento a la clínica trucha.

Además, “había matrículas, talonarios y certificados apócrifos, títulos no registrados en el Ministerio de Salud y otros falsos, y medicamentos con anomalías“.

A través de las redes sociales y en la falsa clínica se ofrecían productos presentados como remedios contra “el envejecimiento“.

Los allanamientos del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) se hicieron luego de una denuncia que recayó en la Fiscalía PCyF N° 20, a cargo de Juan Rozas.

Los investigadores secuestraron productos que se vendían sin autorización.

Los investigadores secuestraron productos que se vendían sin autorización.

Tras una investigación, el fiscal Rozas solicitó la orden de allanamiento para la clínica trucha al Juzgado PCyF 20, a cargo de Carlos Aostri. Ese procedimiento se hizo en las últimas horas.

En el operativo se comprobó que la clínica funcionaba también bajo una serie de irregularidades relacionadas a su seguridad: falta de matafuegos, luces de emergencia y tapas de tableros eléctricos. Tampoco tenía un seguro de responsabilidad civil ni certificados de fumigación.

“Cada vez más”

En diálogo con TNJorge Ricardo Wetzel, de la Sociedad Argentina de Cirujía Plástica, dijo que este tipo de intrusismo en el rubro de estética cada vez “se ve más”.

“Hoy, la gran mayoría de los procedimientos estéticos, que son un acto médico, tienen un aumento muy grande y están siendo efectuados por gente que no es médica”, detalló Wetzel.

En el operativo los secuestraron hallaron certificados y títulos falsos.

En el operativo los secuestraron hallaron certificados y títulos falsos.

El profesional aseguró que “hay que tener en cuenta que toda sustancia que penetra el organismo puede tener efectos adversos y a veces serios“.

“Mucha gente va a hacerse un tratamiento, que se conoce como mínimamente invasivo, y cree que lo puede hacer cualquiera porque no sabe, pero la única persona autorizada es un médico especialista“, insistió.

Además, dijo que un médico con título de grado “puede ejercer la medicina en todo el cuerpo, no tiene un límite anatómico”. Y explicó: “A la persona que elige hacerse un procedimiento estético, le recomiendo que lo haga con un cirujano plástico”.

Y cerró con una advertencia: “Estamos bastante preocupados. Esto ocurre más frecuentemente de lo que la gente cree. Hoy ponés intrusismo en Google, que es que alguien se meta en la profesión médica sin tener título de grado siquiera, y ponen que en la cirugía plástica es de los más peligrosos“.

FUENTE: CLARIN