OPINIÓN. Columnista invitado (*) | El paciente debe pedir el título de médico y de especialista, porque eligiendo a alguien capacitado adecuadamente, los riesgos ante una cirugía o un procedimiento estético disminuyen ostensiblemente.

Prevenir el intrusismo en el sector de la medicina estética. Foto: Africa Studio – stock.adobe.com

Cada vez son más frecuentes las prácticas estéticas en manos de personas no habilitadas, hecho que trae como consecuencia el aumento de complicaciones graves. Esto se debe a que mucha gente cree que la mayoría de estos procedimientos no constituye un acto médico, en especial cuando se los califica como mínimamente invasivos.

Vale aclarar que en el arte de curar, es exclusivamente el médico quien está habilitado para trabajar sin límites anatómicos ni de procedimiento, en tanto que otras ramas de la salud están más restringidas para su accionar. Se podría citar a modo de ejemplo el caso de la odontología, que debe limitar su campo de acción a una región anatómica determinada. Otro caso puede ser el de la enfermería, que tiene la obligación de seguir indicaciones precisas del médico a cargo.

// Alimentación y redes sociales: ¿Qué es el intrusismo nutricional?

Todo lo dicho está contemplado en la ley 17.132, artículo 2, incisos “a” y “b”, que define claramente el acto médico como así también determina el campo de acción de las demás actividades afines.

¿Qué es el intrusismo en medicina?

Se define así al hecho de invadir acciones correspondientes a la profesión médica por quien no tenga un título de grado, según el artículo Nº 247 del código penal, sumado al ejercicio ilegal de la medicina, artículo Nº 208 del mismo código. A su vez, si buscamos la palabra intrusismo en Google encontraremos el siguiente resultado:

“Ejercicio de una actividad profesional por parte de una persona sin título o autorización necesarios para ello” y, también, “El intrusismo profesional en el campo de la cirugía plástica es uno de los más peligrosos”.

Resulta interesante observar cómo Google pone de ejemplo a la cirugía plástica como blanco común del intrusismo médico y lo califica de peligroso.

En resumen, y a pesar de la banalización por parte de algunas personas con respecto a los procedimientos estéticos, la gran mayoría de los mismos constituye un acto médico per sé y debería ser realizada exclusivamente por médicos especialistas. Esto incluye: liposucción, rellenos faciales, toxina botulínica, tratamientos con láser, etcétera., ya que cada día son más las complicaciones, muchas de ellas irreparables e incluso letales, producidas por gente inexperta que persiguiendo solamente un beneficio económico, actúan fuera de la ley.

¿Qué estamos haciendo desde la sociedad médica?

Ante el preocupante aumento de esta situación, es intención de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora(SACPER), informar adecuadamente a la población en general respecto de estos temas. Nuestra recomendación es que antes de realizar cualquier procedimiento estético, quirúrgico o invasivo, el paciente solicite al profesional elegido, el título de médico y de especialista, porque eligiendo a alguien capacitado adecuadamente, los riesgos ante una cirugía o un procedimiento estético disminuyen ostensiblemente.

Cabe destacar que en la SACPER existen canales de comunicación a disposición de la población en general, donde se podrán evacuar gratuitamente todas las dudas que se presenten. En nuestro caso, cada cirujano que pertenece a la sociedad, contará en breve con un código QR en su escritorio, para que por medio del mismo el paciente pueda conocer los antecedentes de dicho profesional.

Por último, se debe tener en cuenta que para obtener el mejor resultado posible de una cirugía o cualquier otro procedimiento con fines estéticos, la responsabilidad no solo radica en el equipo médico elegido sino también en la persona que lo elige.

(*) El doctor Jorge Ricardo Wetzel (M.N. 81.500) es cirujano plástico. Miembro titular de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (SACPER). Representante Argentino de la SACPER ante el cono sur.

FUENTE: TN