La Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, junto a la Sociedad Argentina de Dermatología, instan a la comunidad a tomar los recaudos necesarios al momento de someterse a este tipo de intervenciones, con profesionales adecuados y centros habilitados

Muchos centros especializados en cirugías estéticas no cumplen con los requisitos para su aprobación y funcionamiento

Debido a la gran desinformación que está ocurriendo en las redes sociales, donde distintos profesionales no médicos ofrecen tratamientos estéticos con los riesgos que esto produce en la población general, la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva (SACPER), junto con la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), han decidido iniciar un camino de comunicación conjunta dirigido a la población.

El objetivo es poder advertir y asesorar acerca de cómo elegir un profesional idóneo, con la formación adecuada para llevar a cabo tratamientos estéticos, ya sean procedimientos menores que se realizan en el consultorio así como cirugías estéticas.

Un acto medico implica una intervención del profesional mediante medicamentos, ya sea de uso externo, por vía oral o inyectable, procedimientos quirúrgicos o el uso de aparatos para generar cambios en el organismo del paciente. Estos procedimientos bien indicados generan un beneficio para la estética cuidando la salud del paciente.

La falta de capacitación del personal médico en los diversos centros estéticos, generaron alerta en los distintos profesionales abocados a esta rama de la medicina

En las intervenciones que implican el uso de inyectables o cualquier tipo de medicamento local u oral, este debe ser suministrado por médicos especializados, cirujanos plásticos o dermatólogos que tienen un amplio conocimiento sobre la piel, su funcionamiento y sus alteraciones. Existen en nuestra población una numerosa cantidad de centros de estética sin personal medico capacitado, sumado a una falta de control sanitario en la habilitación de los mismos.

Son cada vez más los pacientes que acuden a estos centros seducidos por publicidad engañosa, promesas de resultados inmediatos , sin riesgos y a un bajo costo. Realizar estos tratamientos por personal no médico, que no tiene la formación ni el conocimiento adecuado para tratar los posibles efectos adversos, pone en peligro la seguridad del paciente, llegando en muchos casos a dejar secuelas muy difíciles de reparar. Incluso hasta ocasionar la muerte.

El objetivo de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y la Sociedad Argentina de Dermatología, es generar conciencia en la población al momento de tomar decisiones de este tipo de intervenciones

Desde la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (SACPER ), y la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), queremos asesorar a toda la población al momento de seleccionar un profesional competente. Para esto lanzamos en las redes sociales la campaña #ParecerMedicoNoEsSerMedico reafirmando los conceptos de seguridad, formación y trayectoria. Orientando a la ciudadanía para que consulte en nuestros sitios web, profesionales que cumplan con las normas exigidas por el ministerio de Salud de la Nación, en cuanto a especialización, actualización y recertificación,ya que para pertenecer a estas sociedades se deben cumplir dichas exigencias.

FUENTE: Infobae